The Walking Dead

Review TWD: Wildfire

En la constante búsqueda del redactor por darle un toque original a sus entradillas, servidor estaba hoy rompiéndose la cabeza por dar con una idea brillante, pero en el fondo mi cabecita sabe que esas es mejor dejarlas para la review. Así que me ha dado por pensar que hoy es jueves y, mágica Wikipedia, he encontrado tres datos curiosos (y absurdos también) con los que aderezar estas líneas, a saber: a) la norma ISO 8601 designa al jueves como día central de la semana, de ahí lo de siempre estás en medio, como el jueves; b) los jueves de un año determinan la numeración de las semanas, con lo que la primera semana del año es la que contiene el primer jueves; y c) si un mes empieza en jueves habrá martes 13. ¿Cómo se te queda el cuerpo?

Penúltima review de la temporada, aaaaay…

Después del vendaval walker de la semana pasada, esa apoteosis zombi que animó (y de qué manera) el tramo final del capítulo, The Walking Dead ha presentado su penúltimo trabajo del año con un cambio de rumbo: ni rastro apenas de los seres que dan título a la serie. A duras penas hemos visto alguno a la entrada del CDC, en los sueños las pesadillas de Jim… o en la figura de Amy. Luego atacaremos esas escenas como merecen, pero de momento, lo que es empezar, vamos a empezar hablando del nombre del capítulo: Wildfire. Traducido como fuego salvaje, no hemos tenido idea de su significado hasta conocer al Dr. Jenner. Leamos lo que dice y luego ya pasamos a las presentaciones:

Jenner here. It’s day 194 since Wildfire was declared, and 63 days since the disease abruptly went global. There’s no clinical progress to report. Item… I finally got the scrubbers in the east sector shut down to save power. Wish I could have done it a month ago, but it took me that long to figure it out. Too bad I never studied engineering. Could have saved a lot of amps. Item… I’m still not sleeping well. Can’t seem to keep regular hours. Living underground doesn’t help, not knowing if it’s day or night. I’m just feeling very off-kilter these days… (Aquí Jenner. Hoy es el día 194 desde que se declaró el Wildfire, y el día 63 desde que la enfermedad se extendió repentinamente por el mundo. No hay progreso clínico alguno del que informar. Finalmente, he apagado los filtros del sector este, para ahorrar energía. Ojalá lo hubiese hecho un mes antes, pero he tardado mucho en darme cuenta. Una pena que nunca estudiase ingeniería, podría haber ahorrado bastantes amperios… No duermo muy bien, no cojo un ritmo de sueño regular. Vivir bajo tierra, sin saber si es de noche o de día, no ayuda. Me encuentro bastante mal estos días…)

Veamos… el Dr. Jenner (¡es Marlon, el amigo de Truman Burbank!) es un científico (no un ingeniero, queda claro) que vive recluido en el CDC (Centro de Control de Enfermedades), completamente aislado, con la ¿misión? de trabajar en algo relacionado con el ¿virus? zombi, presuntamente encontrarle cura. No dudo de su profesionalidad, pero justo en el momento en que lo conocemos una metida de pata suya acaba con las muestras TS-19, que al parecer eran ideales para… ¿encontrar un antídoto? Demasiados interrogantes para una review, aquí se supone que el que tiene que dar respuestas soy yo… ¿no? Lo cierto es que mi instinto está de enhorabuena, y no lo digo yo sino los comments: “¡Acierto de pleno con lo de Jim, Dani!”, nos dice Charly-x6, que por si acaso deja claro que nuestro olfato no es precisamente de sabuesos: “La intuición de la doble D va mejorando”. Zasca… Así que aprovechando que la marea está alta diré que sí, que todo este rollo de los zombis es, oda a la originalidad, un virus gubernamental que se les va de las manos, en algún momento entre hace 194 y hace 63 días. Pero ojo, que aquí la cosa no es tan sencilla como la pintan. En 28 días después (si habéis leído las anteriores , ya sabéis que es mi único referente) la epidemia se extiende porque los zombis son rápidos y ágiles, e infectan que da gusto. Aquí se me hace más difícil imaginarme una contaminación así, porque los walkers empiezan a ser peligrosos cuando son muchos, y hasta alcanzar la masa crítica hacen falta muchos días. ¿Cómo puede ser que no se frenase la epidemia? Abramos la vía Martínez, la que dice que aquí no hay conspiración del gobierno que valga, que la contaminación nace de otra manera y que lo que Jenner hace es investigar muestras tomadas de los zombis, siendo la importantísima TS-19 especial porque está obtenida de un walker vivo (ojo a la paradoja), y no de un walker muerto. ¿Alguna teoría más en la sala? Ojo, digo teoría, y no explicación que me sé porque he leído el … Aunque a tenor de los comentarios, parece ser que con esta trama la serie se aleja del papel.

El caso es que las palabras de Jenner enlazan en cierta manera con la primera gran escena del capítulo: la transformación de Amy. Sin entrar aún en detalles emocionales, en ese momento lo que queremos es ver qué pasa con la joven para entender un poco más como funciona el mecanismo de zombificación. La verdad, no puede ser más sencillo: te mueres, y al cabo de unas horas resucitas con ganas de pegar mordiscos. Y punto. ¿Sucede lo mismo con los mordidos, como Jim? Bueno, de Jim y los mordidos sabemos que las fiebres son terribles (y bastante fulminantes), y que uno empieza por tener alucinaciones y acaba por pedir que lo dejen tirado. Si te mueres o no antes de devenir zombi… bueno, tampoco sé hasta qué punto es clave saberlo. Digamos que estás sentenciado. Jim es el personaje más interesante de The Walking Dead. Sin obviar que el Dr. Jenner es un en estado puro (solo le ha faltado sacar Our Mutual Friend…), Jim es muy Hume cuando delira, con frases del calibre de Watch the mangroves. Their roots will gouge the whole boat. You know that, right? Amy is there swimming… No intenten entenderlo en sus casas, amigos, aunque no niego que la frasecita de marras pueda ser una bonita metáfora de algo. ¿De qué? De algo.

¿Es el final de Jim? No creo. Me temo que volverá a aparecer en forma de zombi, y apuesto a que a más de uno le temblará el pulso a la hora de disparar, o quizá incluso sea un buen candidato a convertirse en el primer curado (de zombi a humano), aunque eso ya es irme mucho por las ramas. En cualquier caso, ojalá lo veamos de nuevo. Su despedida se añade a la lista de momentos emotivos del episodio, que es más extensa de lo que me podía imaginar para una serie que apenas lleva cinco etapas, y de la que precisamente criticamos el mal desarrollo de los principales. A día de hoy, me interesa mucho (muchísimo) más saber de Jim, Glenn, Andrea o Daryl, que de Rick, Lori y su hijo. Shane se mueve entre dos aguas, tengo que confesar que me cae más bien que mal pero tampoco me acaba de seducir.

Sí, hay algo emocional en esta serie que no acabo de entender… pero que está ahí. Como la escena de despedida de Morales y familia, que dejan el grupo para buscarse las castañas por su lado. Ya ves, personajes que apenas hemos sobrevolado, pero a los que cuesta decir adiós. O las escenas con la caravana de vehículos y la música, también muy logradas. De alguna manera, supongo, nos hemos encariñado con estos personajes, aún sin conocerlos mucho. Por cierto, es buen momento para pasar lista. Al principio del capítulo teníamos a 16+1: Rick, Lori, Carl, Shane, Dale, Daryl, Andrea, T-Dog, Jacqui, Carol, Sophia, Glenn, Morales y familia. El +1, claro, es Jim… Acabado Wildfire, perdemos a este último y a los cuatro Morales, con lo que la lista se reduce a 11, y el +1 pasa a ser el Dr. Jenner.

Bye, Jim…

Vayamos al principio. Retomamos la narración casi donde la dejamos, con Andrea aún velando el cadáver de su hermana Amy. Rick nos sitúa a través de la conversación con Morgan, un muy buen recurso si queréis mi , y Daryl encarna el lado más práctico, asegurándose de que no queda walker con vida. Me gusta que no se olvide a Morgan, lo cierto es que su historia merece la pena y supongo que de alguna manera u otra daremos con él y su hijo en la finale.

El foco de atención, of course, es Andrea, atada a Amy. No deja que nadie se les acerque, y de hecho su primera reacción es sacar la pistola, esta vez sin seguro. La resurrección de la chica es brutal, y la sangre fría de su hermana tremenda. Me gusta que el proceso haya sido lento, y no que haya reaccionado de golpe, porque le añade mucha más tensión, aunque ya podíamos deducir que no se iba a levantar mientras hubiera dramúsica (cuando está Dale de charla). En definitiva, una escena genial, con un desenlace que nos dice más de Andrea que lo que sabemos de gran parte de sus compañeros. Yo, lo confieso, no me esperaba algo así. Y me ha encantado.

Será interesante ver ahora qué papel jugará Andrea. Supongo que estará más unida a Dale, y el no tener ataduras familiares nos brindará un personaje más activo. También más imprudente, claro. ¿Estará con Rick o con Shane? Porque sí, la guerra entre ellos ha empezado… Los ex policías ya tienen algo por lo que pelearse abiertamente: CDC vs Fort Benning, la vía médica contra la vía militar. Rick apuesta por el CDC, el clásico lugar donde en situaciones así primero disparan y luego preguntan; Shane por Fort Benning, el clásico lugar donde en situaciones así… más de lo mismo. Tal y como está el mundo, ninguno de los dos sitios parece ideal, pero al menos deberían ofrecen infraestructura. La disputa entre los dos amigos se mezcla además con la decisión de Rick de irse a Atlanta a por armas dejando el campamento semi-desprotegido, y, aunque él no lo sepa, con el triángulo amoroso roto. Ya lo sabemos, de aquellos polvos vienen estos lodos, y la mezcla resulta ser tan peligrosa que a Shane incluso se le pasa por la cabeza aquello de que parezca un accidente. Sopesa, aunque sea por unos segundos, disparar sobre Rick. Por suerte aparece Dale (que se queda flipando y, obviamente, toma buena nota de la escena), y Shane intenta disimular. Movido supongo por ese momento de mal trance, es él quien cede, da su brazo a torcer y acepta subirse al carro del CDC. El argumento de Rick cuenta a su favor con que un Jim aún no demasiado delirante tiene en el centro de enfermedades una última esperanza de salvarse. Esperanza que, como luego vemos, se desvanece a medio camino


Y llegamos al CDC. Un bunker frente al que yacen toneladas de walkers y en el que solo un superviviente permanece activo. Jenner se niega en un primer momento a abrir la puerta a los visitantes, pero la desesperación de Rick le acaba convenciendo. Hombre, si has decidido pegarte un tiro, supongo que lo que te pida un desconocido con sombrero te da bastante igual… pero también es cierto que Rick se pone plasta. Jenner cede y los once ven la luz, nunca mejor dicho. ¿Qué les espera ahí dentro? Incógnita total. Evidentemente, nada que ver con lo que ellos esperan, de hecho creo que todos sabemos que el CDC será un sitio de paso y poco más. Nos servirá, probablemente, para saber algo más acerca de la epidemia zombi, y quizá para reclutar al amigo de Truman, cuyos conocimientos médicos serían un gran refuerzo para el grupo.

En resumen: capítulo sin mucha acción y sin walkers, pero marcado por unas cuantas escenas muy dignas. Me quedo sin duda con la resurrección de Amy, unos minutos que he repasado tres o cuatro veces. Me pasma la entereza de Jim (yo me hubiera pegado un tiro, vaya que sí…), y firmo por volver a reencontrarlo en el futuro; quiero pensar que Rick está un poco mejor, que Shane nos dará momentos de tensión y disfrute, que la calma de Daryl solo es el anuncio de una inminente tempestad, que Andrea es una magnífica bomba de relojería, que Jenner es la mejor noticia del capítulo y que aún nos queda un as en la manga que se llama Merle. Tengo muchas ganas de finale. ¿Tú?

La tentación…

Y llegamos al CDC. Un bunker frente al que yacen toneladas de walkers y en el que solo un superviviente permanece activo. Jenner se niega en un primer momento a abrir la puerta a los visitantes, pero la desesperación de Rick le acaba convenciendo. Hombre, si has decidido pegarte un tiro, supongo que lo que te pida un desconocido con sombrero te da bastante igual… pero también es cierto que Rick se pone plasta. Jenner cede y los once ven la luz, nunca mejor dicho. ¿Qué les espera ahí dentro? Incógnita total. Evidentemente, nada que ver con lo que ellos esperan, de hecho creo que todos sabemos que el CDC será un sitio de paso y poco más. Nos servirá, probablemente, para saber algo más acerca de la epidemia zombi, y quizá para reclutar al amigo de Truman, cuyos conocimientos médicos serían un gran refuerzo para el grupo.

En resumen: capítulo sin mucha acción y sin walkers, pero marcado por unas cuantas escenas muy dignas. Me quedo sin duda con la resurrección de Amy, unos minutos que he repasado tres o cuatro veces. Me pasma la entereza de Jim (yo me hubiera pegado un tiro, vaya que sí…), y firmo por volver a reencontrarlo en el futuro; quiero pensar que Rick está un poco mejor, que Shane nos dará momentos de tensión y disfrute, que la calma de Daryl solo es el anuncio de una inminente tempestad, que Andrea es una magnífica bomba de relojería, que Jenner es la mejor noticia del capítulo y que aún nos queda un as en la manga que se llama Merle. Tengo muchas ganas de finale. ¿Tú?

¿Te veremos, Morgan?

Artículo de Dani Rodriguez redactor de Todoseries.com



No Responses to “The Walking Dead”

Leave a Reply